La leyenda del camino de la muerte

Home / Leyendas de terror / La leyenda del camino de la muerte

Una de las historias más aterradoras de todas sobre el camino a la muerte es un descubrimiento espeluznante en esa área en 1990.

La leyenda del camino de la muerte

La historia detrás de la leyenda del camino de la  muerte

Hace unos años, Weird NJ publicó la correspondencia de dos lectores anónimos, marido y mujer, que caminaban por el bosque a lo largo de Shades of Death Road o camino de la muerte.

Los dos vieron en la distancia una pequeña elevación, encima de la cual había algo así como pequeños trozos de papel esparcidos por el suelo. Al acercarse, vieron que eran cientos de fotografías Polaroid, algunas de las cuales mostraban la imagen de algunas mujeres, semidesnudas, atadas y amordazadas, estaban tiradas en el piso o sobre un estante de metal.

El rasgo común de estas mujeres era que todas tenían los ojos muy abiertos, asustados, y estaban amordazadas.

La pareja recogió un par de esas fotografías y corrió a informar el incidente a la policía, que abrió una investigación reconociendo que algunas de las mujeres retratadas habían desaparecido del área en los últimos tiempos, pero curiosamente las fotos también “desaparecieron” poco después.

Cuando la policía se dirigió a la colina señalada por la pareja, no había rastro de los cientos de fotografías de las que los dos habían hablado, y la historia terminó allí… aunque, sinceramente, parece más una leyenda de terror que una historia real.

Todas las fuentes que hablan de las misteriosas Polaroids se refieren a WEIRD NJ, pero si buscas un artículo en su sitio web que hable sobre los misterios de Shades of death road o camino de la muerte, las fotografías nunca se mencionan.

Hablemos de otros misterios del camino, (aunque las fotografías siguen siendo un enigma y muchas fotos circulan en línea atribuidas a la historia del camino de la muerte), al igual que todas las historias de fantasmas más grandes, la leyenda de Shades of Death Road incluso involucra una choza desierta en el bosque, donde los que rara vez entran, nunca se ven de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *